aenoveles - Asociación de escritores Noveles

Entrevista a Joaquim Camps

Vamos a conocer un poco más a… Joaquim Camps

 

Joaquím CampsJoaquín Camps es profesor en la Universidad de Valencia y vive en la misma ciudad. Su principal campo de la investigación y la enseñanza es el comportamiento humano de las organizaciones y ha publicado numerosos trabajos científicos en el campo. La última confidencia del escritor Hugo Mendoza es su primera novela.

 

AEN. —Hola, Joaquín, gracias por atendernos. Eres un escritor novel que triunfa con su primera novela. Por eso me gustaría saber: ¿Qué te motiva a escribir? ¿Te parece difícil el camino de un novel para lograr que una editorial le publique?

Joaquim Camps —La verdad es que aún no sé muy bien por qué empecé a escribir… sucedió de un modo bastante casual, fue hace algo más de cuatro años, y de una manera que a mí mismo aún me sorprende. Había viajado a Italia por motivos profesionales, y estando en el aeropuerto de Bérgamo esperando un avión, cruzó por mi cabeza, de repente y sin previo aviso, una idea. Apareció de una manera un poco mágica, aún no me explico muy bien el porqué, pero desde el primer momento me pareció atractiva y muy literaria. Tras anotarla la dejé reposar un par de meses, y cuando la retomé me di cuenta de que ahí, dentro de esa idea, había una novela. De hecho lo que me vino a la cabeza en Bérgamo constituye hoy el núcleo central de misterio e intriga de Última Confidencia. Como siempre me había gustado mucho leer, pensé que escribir podía ser divertido, y me puse manos a la obra… Respecto a si el camino para conseguir publicar es complicado, creo que no soy una buena referencia. Todo el mundo me dice que un autor novel lo tiene muy difícil, pero mi experiencia ha sido la contraria: cuando acabé el libro lo dejé casi un año en un cajón; un día me puse a releerlo y me pareció que era publicable, contacté con Lola Gulias, que acababa de montar su agencia, y a ella le encantó el libro. Me dijo que iba a empezar por editoriales fuertes, y la primera a la que se lo envió fue a Planeta, que desde el primer momento mostró interés. Por ello mi experiencia a la hora de publicar no sé si sirve de referencia, porque no ha sido nada traumática, todo lo contrario.

AEN. —¿Alguna vez has sufrido el temido bloqueo ante la hoja en blanco?

Joaquim Camps —La verdad es que no, cuando ya sé lo que quiero contar, contarlo me resulta bastante natural y fluido. Hay dos actividades en mi vida que encajan bastante bien con lo que los psicólogos llaman momentos flow: momentos en los que disfrutas tanto que pierdes la noción del tiempo. Una de esas actividades ha sido siempre la docencia, yo soy profesor en la Universidad de Valencia y me apasiona mi profesión. Pero al ponerme a escribir me he dado cuenta de que he encontrado una segunda actividad flow, y me considero muy afortunado, porque los estudios afirman que las personas que nos son capaces de encontrar en su vida una actividad flow, tienen más probabilidades de ser infelices, por lo que todos debemos esforzarnos en saber cuál es la nuestra. Yo he encontrado dos, he tenido mucha suerte, y espero no tener que renunciar nunca a ninguna de ellas. Cuando lo que tienes entre manos es una actividad flow, el miedo a la página en blanco no tiene nada que hacer… 

AEN. —Lo primero que pensé cuando terminé de leer «La última confidencia del escritor Hugo Mendoza» fue: «Estala-ultima-confidencia-del-escritor-hugo-mendoza_joaquin-camps novela es, sin duda, un thriller de misterio que atrapa desde la primera línea, y con unos personajes muy bien creados; aquí se esconde una buena película». ¿Te habías planteado desde el inicio que esta novela pudiera convertirse en una serie o película? ¿Qué pautas has seguido para escribirla? ¿Ha diferido en algún aspecto de tu rutina habitual?

Joaquim Camps —Pues la verdad es que tienes mejor ojo que yo, porque mientras escribía en ningún momento pensé que del libro pudiese surgir una película o serie, pero resulta que Planeta me comunicó hace poco que ya están muy avanzadas las negociaciones para transformar el libro en una serie para televisión, ya que consideran que su estética es muy visual. Yo me puse a escribir con un solo objetivo, pasármelo bien mientras lo hacía. No me fijé ninguna otra meta, ni crear un best seller, ni una novela que pudiese ser película… nada más que pasármelo bien escribiendo la novela, y creo que por eso los lectores me dicen que se lo pasan tan bien leyéndola. Organizativamente lo hice de un modo muy intuitivo, nunca he asistido a un curso de escritura ni nada parecido, por lo que utilicé el sentido común. Como lector me molestan las novelas que no me enganchan argumentalmente, la trama me tiene que apasionar, pero también quiero que la novela me haga reflexionar, y que haya un esfuerzo por parte del autor en cuidar el estilo literario. Por todo ello lo primero que hice fue aguantarme las ganas de escribir, y pasarme tres meses armando el argumento, estructurándolo. Por ejemplo, me molesta especialmente una novela en la que el autor no hace el esfuerzo de sorprender con el final, creo que el cierre de la novela debe estar a la altura del misterio creado durante el desarrollo, y además no ha de quedar ningún cabo suelto… me decepciono mucho cuando leo un libro mal rematado, y para evitarlo en el mío sabía que debía estructurar muy bien la trama antes de escribir una sola línea. Una vez estuve satisfecho con el argumento, me senté a redactar la novela. Sólo podía hacerlo en el tiempo libre que me deja mi profesión, pero tengo la suerte de no ser maniático ni ritualista a la hora de escribir, cualquier sitio donde pueda conectar mi portátil me sirve, por lo que la única rutina que tuve que alterar fue la de mi tiempo libre: sin duda escribir significa renunciar a otras actividades, pero lo hago muy a gusto, ya lo dije antes, para mí es una actividad flow.

AEN. —¿Qué te ha llevado a escribir sobre enigmas, misterio, intriga… ? ¿Cómo te lo planteaste, desde qué punto de vista?

Joaquim Camps —Pues la verdad es que no me lo planteé, ha surgido el libro que llevaba dentro, de manera muy natural… de hecho la novela está siendo muy difícil de clasificar, ni los críticos ni los lectores ni yo mismo nos ponemos de acuerdo al respecto, lo cual he de confesar que me alegra, porque no me gusta la costumbre que tenemos en este país de clasificarlo todo y a todos. La novela “toca muchos palos”, los lectores me han dicho que la trama de misterio engancha y no te deja soltar el libro, y eso me alegra, porque como dije soy de los que piensan que una novela debe, en primer lugar, entretener. Creo que es una condición no suficiente, pero sí necesaria para que un autor se sienta satisfecho con el trabajo realizado. Pero además de misterio, la trama de amor y desamor, infidelidades y romances, es fundamental, y está profundamente entreverada con la trama de intriga, lo cual, según los lectores, confiere credibilidad a los personajes. La humanización éstos también la he buscado a través del humor y de las reflexiones personales. Me encanta cuando veo a un lector descacharrarse de risa con algunos diálogos del libro, o cuando se detiene en la lectura para pensar sobre frases que sueltan los personajes. Me dicen que esas frases son como hachazos que les obligan a dejar de leer para rebuscar en su interior, y eso, la verdad, me encanta, porque es lo que me gusta como lector de novela: que el autor me entretenga y me haga pensar.

AEN. —Nunca escribirías…

Joaquim Camps —Creo que la mejor manera de responder a esa pregunta es mediante el refranero: no digas nunca de esa agua no beberé ni ese cura no es mi padre.

AEN. —¿Con qué personaje literario te quedas?

Joaquim Camps —Han sido tantos… pero si hay que decir un nombre, Aureliano Buendía, por ejemplo.

AEN. —Recuerdas el libro con el que te iniciaste en la lectura… ¿Y el que dejó una huella imborrable en ti?

Joaquim Camps —El primer libro que leí no lo recuerdo, pero sí uno de los que más me marcaron durante la adolescencia. Se titula “Mi familia y otros animales”. El autor es Gerald Durrell, que era el hermano pequeño del mucho más famoso, como escritor, Lawrence Durrell. Recuerdo que ese libro lo leí un verano, tendría yo catorce o quince años, y me dejó un recuerdo mágico que aún perdura.

AEN. —Un libro que no has podido terminar de leer.

Joaquim Camps —También han sido muchos, tengo poca paciencia con determinados estilos literarios. Por ejemplo, me molestan mucho los autores que se fuerzan a “solemnizarse”, creyendo así hacer mejor literatura, y te meten páginas y páginas de divagaciones que no tienen ningún interés ni conceptual ni estético. Como he dicho antes, me gustan las novelas que me entretengan y me hagan pensar, por lo que busco en ellas que pasen cosas, pero también personas, personas con ideas. Cuando veo que eso no pasa, dejo el libro y paso a otro, hay tantas cosas por leer y tan poco tiempo que no creo que debamos perderlo tras darle al autor una oportunidad, leyendo un número de páginas razonable de su obra.

AEN. —Ahora deja volar tu mente, ¿qué libro te hubiese gustado escribir?

Joaquim Camps —Una vez más, la respuesta es la misma, muchos. Si hay que mencionar uno en concreto, pues por ejemplo, “La insoportable levedad del ser” de Kundera, me parece un gran libro.

AEN. —¿Qué libro elegirías para iniciar a un adolescente en la lectura? ¿Y a un niño?

Mi familia y otros animalesJoaquim Camps —Cuando yo era niño recuerdo que me marcó mucho “El principito”, creo que es una buena opción si tengo que recomendar uno. De adolescente, el que mencioné antes de Gerald Durrell. También recuerdo disfrutar mucho con la colección de obras completas de Julio Verne que compró mi padre para que yo y mis hermanas nos aficionásemos a leer.

AEN. —¿Qué siente un escritor novel cuando alcanza tanto éxito con su primera novela? ¿Crees que esto te puede condicionar en la siguiente?

Joaquim Camps —Pues lo que siento es un poco de vértigo… aún no me creo lo que me ha pasado, la verdad. Intento digerir todo esto con sensatez, poco más puedo decir. Respecto a la segunda novela, tienes razón en que, si la primera tuvo éxito, el autor experimenta responsabilidad y presión. Pero soy afortunado en eso también, porque cuando acabé de escribir la primera, como te dije, la metí en un cajón casi un año. Durante ese tiempo estructuré y empecé a escribir la segunda, que ya está muy avanzada, por lo que este segundo libro será el que iba a ser cuando Última Confidencia era una absoluta desconocida. En ese sentido, presión cero.

AEN. —¿Qué estás escribiendo ahora?

Joaquim Camps —Prefiero no adelantar demasiado… el estilo literario es el mismo: misterio, amor, desamor, humor, reflexión personal y social… pero el argumento es otro completamente distinto. De hecho transcurre en París, una ciudad muy especial para mí. Me gusta que mis novelas transcurran en lugares con los que tengo conexión emocional, por eso Última Confidencia se ambienta en Valencia, Madrid, Barcelona y la Marina Alta de Alicante, en especial Denia, Javea y los valles del interior.

AEN. —Desde la asociación siempre hemos hecho mucho hincapié en la importancia de la formación, ¿qué opinión te merecen los talleres de escritura?

Joaquim Camps —Como te comenté antes nunca he asistido a ninguno, por lo que creo que sería una frivolidad por mi parte opinar sobre algo que desconozco completamente.

AEN. —Ahora es papel del autor no es solo escribir, también tiene que involucrarse y colaborar con la editorial en la promoción de sus libros, ¿crees que las redes sociales e internet son herramientas necesarias para que el autor novel pueda llegar a más público.

Joaquim Camps —Sin duda. Yo confieso que era un usuario muy perezoso de redes sociales antes de publicar Última Confidencia, pero me estoy dando cuenta de que tienen un poder enorme. A veces es cierto que son muy absorbentes y debes autocontrolarte, pero también es verdad que permiten conexiones maravillosas. Esta mañana sin ir más lejos, me han llegado dos tuits de personas de la otra punta de España, que no conozco, que me contaban cosas estupendas sobre sus impresiones tras leer Última Confidencia, cosas que me han hecho empezar el día con una sonrisa de oreja a oreja. Antes de que apareciese Facebook, Twitter… no hubiese podido tener esta experiencia.

AEN. —¿Qué música elegirías para acompañar tus libros?

Joaquim Camps —Pues es curiosos que me preguntes esto, porque me gusta meter en mis novelas música que me gusta y alguna receta de cocina. El lector puede encontrar, de vez en cuando, melodías y aromas de pucheros con los que los personajes disfrutan…

AEN. —Dinos tres autores preferidos…

Jorge Luis BorgesJoaquim Camps —Pues por ejemplo tres que no sé si son mis preferidos, no soy muy bueno haciendo rankings, pero como me gustan mucho, aparecen mencionados en Última Confidencia en boca de personajes: Murakami, Borges y Proust.

AEN. —¿Cuánto tienen tus libros de ti?

Joaquim Camps —Voy a decirlo con prudencia, porque es mi primer libro, pero creo que es imposible escribir una novela sin que tú aparezcas en ella. Y no me refiero a que el autor sea un personaje del libro, sino a que el proceso creativo, dado que es una recombinación mental de experiencias personales, de situaciones que has vivido, de gente que has conocido… acaba volcando en el papel parte de tu ser. Por ejemplo, el protagonista de Última Confidencia, Víctor Vega, es como yo profesor de la Universidad de Valencia… por supuesto yo no soy Víctor Vega, pero Víctor Vega tiene muchas cosas de mí, al igual que otros personajes del libro. No sé donde leí, y estoy completamente de acuerdo, que la mejor manera de escribir autobiografía es a través de la ficción, porque te sientes muy protegido. 

AEN. —Como escritor novel, ¿qué le dirías a un compañero sobre la corrección de sus textos? ¿Para ti es importante el papel de los correctores?

Joaquim Camps —Pues eso depende de la calidad del texto, y de la calidad del corrector. Si un buen corrector trabaja sobre un buen texto el resultado sin duda será estupendo. Pero conforme más aportaciones tenga que hacer un corrector para acabar teniendo un buen texto, el que se tiene que replantear muchas cosas es el autor…

AEN. —Y para finalizar… qué cinco consejos le darías a un escritor novel.

Joaquim Camps —No soy nadie para dar consejos, tan sólo he escrito una novela, pero dado que me lo preguntas… yo resumiría los cinco en uno: escribe la novela que te gustaría leer, si no lo haces todo será impostura.

Gracias por tu colaboración, Joaquim, ha sido un placer contar contigo. Esperamos verte este verano en Gijón presentando tu novela.